El dropshipping es un método de venta de productos, donde los propietarios no disponen de stock físico de mercancías.

Este modelo de negocio permite realizar completas transacciones online, sin que los comercios almacenen la mercancía.

El dropshipping tiene dos actores principales: los minoristas y los minoristas. Los mayoristas, son aquellos que disponen del stock físico de los productos y los envían de forma directa a los clientes, cuando realizan una compra en un comercio externo. Los minoristas, son los propietarios de un negocio online donde se ofrecen productos que no se encuentran de forma física en el almacén.

Gracias al dropshipping los vendedores no necesitan disponer de un almacén ni de un inventario propio.

En esta tipología de negocio, los comerciantes o minoristas, adquieren su inventario en función de la demanda de los clientes. El mayorista, o el fabricante es la parte encargada de enviar y completar los pedidos.

¿Qué ventajas tiene el dropshipping?

  • Baja inversión inicial: la venta sin stock permite tener una tienda online sin la necesidad de comprar los productos por adelantado. Los productos no tienen que estar disponibles hasta el momento de la venta, por lo que la inversión inicial es menor que en los negocios estándar.
  • Gestión más sencilla: iniciar y gestionar un comercio sin disponer de inventario es más fácil, pues los minoristas no tendrán que realizar tareas como el empaquetado y envío de los productos.
  • Gastos fijos más bajos: no disponer de stock físico supone un ahorro de costes. Prescindir de un lugar de almacenaje y de la compra previa de los productos abarata los gastos mensuales.
  • Gran oferta de productos: no tener los productos en un lugar físico permite a los comerciantes ofrecer una gama más amplia de productos.
  • Ubicación flexible: los negocios que operan a través del dropshipping pueden gestionarse desde cualquier lugar, independientemente de la ubicación donde se encuentren los productos.
  • Mayor diversificación y crecimiento: trabajar con diferentes proveedores y mayoristas permite a los propietarios delegar y repartir el trabajo, facilitando las oportunidades de potenciar su crecimiento.

El dropshipping se posiciona como un modelo de negocio atractivo para muchos tipos de comerciantes en el mundo online. No obstante, este modelo también presenta algunas desventajas.

Las desventajas del dropshipping

  • Bajo control sobre el inventario: no disponer de un stock de productos, dificulta el control de los minoristas sobre qué productos están disponibles y cuáles no.
  • Costes de envío: trabajar con diferentes mayoristas supone tener que gestionar diferentes cadenas de envío. Cuando los clientes realizan pedidos de varios tipos, pueden estar haciéndolo también de diferentes procedencias y proveedores, lo que supone un incremento de los gastos de envío para cada producto.
  • Menor margen de beneficios: existe una gran competencia en esta tipología de negocio. Esta rivalidad hace que los comerciantes establezcan precios muy bajos para conseguir diferenciarse, lo que se traduce en un margen menor de beneficios.

El modelo de negocio dropshipping se basa en una cadena de suministro.

La cadena de suministro, es un concepto que hace referencia al recorrido que realiza un producto desde su fabricación hasta que llega al destinatario final.

En la cadena de suministro de dropshipping intervienen tres actores principales: fabricantes, mayoristas y minoristas.

¿Quién hace qué en la cadena de suministro?

  • Fabricantes

Son los encargados de crear los productos. Hay quienes también los venden al público, pero la gran mayoría los vende a distribuidores como los mayoristas y minoristas.

Comprar directamente a los fabricantes puede parecer la opción más sensata para vender un producto, pero estos no disponen de elementos de distribución, lo que implica que los minoristas deberán guardar los productos en un almacén y hacerse cargo de su gestión. Por eso esta opción no tiene cabida dentro del dropshipping.

  • Mayoristas

Los vendedores mayoristas son aquellos que compran los productos, en grandes cantidades, a los fabricantes para después vendérselos a los minoristas. Los mayoristas disponen de grandes stocks que venden únicamente a los minoristas u otros distribuidores y no al cliente final.

  • Minoristas

Los vendedores minoristas son los encargados de la venta directa de productos a los consumidores finales. Estos realizan pedidos a los mayoristas en función de la demanda del público, agregan un margen de beneficio a los productos y se los venden a los clientes.

Todas aquellas personas que participan en el proceso de venta de un producto, se convierten en partícipes activos del proceso de dropshipping.

Los proveedores de dropshipping

 Seleccionar los proveedores de droshipping de manera correcta ayuda a los negocios a obtener más beneficios y conseguir productos de mayor calidad.

Factores a tener en cuenta al elegir proveedores de dropshipping

Según los productos que se vayan a poner a la venta y dónde se busquen, es posible que los vendedores se encuentren con muchos minoristas simulando ser mayoristas. Los mayoristas más profesionales y reconocidos no disponen de webs o canales de comunicación muy conocidos, por lo que las búsquedas de los mismos son más complicadas y pueden dar lugar a confusiones.

Existen unos factores claves a tener en cuenta para distinguir a los proveedores auténticos de los intermediarios:

  • Cobro de comisiones: los auténticos mayoristas no suelen cobrar tarifas mensuales o periódicas, en cambio los intermediarios buscan cobrar tarifas fijas o membrecías.
  • Venta al público: los mayoristas profesionales disponen de un registro de negocio con el que verifican la identidad de los vendedores antes de realizar cualquier pedido. Las webs abiertas, que no requieren identificación, no son webs originales de mayoristas.
  • Tarifas por pedido: los mayoristas cobran una tasa de entre 2 y 5 euros por pedido y envío, dependiendo de los productos. Esta tarifa es un básico de la industria para asumir los gastos de embalaje y envío al por mayor.
  • Tamaño mínimo de pedidos: muchos mayoristas imponen un tamaño mínimo de pedido, sobre todo en las primeras compras. Les sirve para filtrar a comerciantes que no están realmente interesados en los pedidos o que no van a hacer compras significativas.

Después de identificar a los proveedores y mayoristas, es el momento de encontrar a los más adecuados para cada negocio. Los pasos que explicamos a continuación permiten realizar el proceso de selección de forma fácil y efectiva.

  1. Contacto con el fabricante

Una vez seleccionados los productos que se van a vender es recomendable llamar a los fabricantes de los mismos y solicitarles una lista de los mayoristas con los que trabaja. Estas listas facilitan la primera toma de contacto y permiten conocer sus servicios de dropshipping y métodos de registro.

  1. Búsqueda en Google

Los buscadores como Google esconden los mejores proveedores de dropshpping, pero estos no son tan fáciles de localizar. Para encontrarlos hay que realizar búsquedas profundas navegando hasta los últimos resultados de Google y utilizando palabras clave como: proveedores, revendedores, depósito, venta al por mayor, etc.

  1. Realización de un pedido

Una vez localizados, clasificados y seleccionados los proveedores idóneos para un negocio, es conveniente realizar un primer pedido para comprobar los tiempos, la calidad de los productos y resolver posibles dudas sobre el servicio o los envíos.

La realización de pedidos a varios proveedores permite probar y comparar la calidad del servicio, los métodos de empaquetado y los tiempos de entrega.

Otra táctica menos común es la realización de pedidos a los negocios de la competencia. Realizar pedidos a otras empresas que utilicen dropshipping permite conocer de primera mano los nombres y las direcciones de las empresas mayoristas.

Además, también existen las exposiciones comerciales. Escaparates donde contactar con los principales fabricantes y mayoristas de un sector concreto de forma presencial.

Es habitual que durante el proceso de búsqueda y selección de proveedores surjan dudas sobre la calidad de los mismos y sus métodos de actuación. Para despejarlas, una opción recomendable al principio es invertir en un directorio de proveedores de dropshipping.

Los directorios de proveedores son bases de datos organizadas por mercados, productos o sectores. Dentro de ellos aparecen diferentes mayoristas verificados, previamente investigados. Existen muchos tipos de directorios como Oberlo, Worldwide Brands, SaleHoo, Doba…

Los directorios con membrecía resultan útiles al principio, cuando los vendedores no tienen claro con quién trabajar y en quién confiar. Pero lo más recomendable es crear un directorio propio basado en las experiencias de compra personales de cada negocio.

Otro apunte significativo a la hora de trabajar con proveedores de dropshipping es que los negocios dispongan de herramientas de verificación y autenticidad, que permitan aporten mecanismos de negociación para realizar los pedidos.

¿Cómo se realizan los pedidos?

El proceso de realización de pedidos es cíclico y sencillo y aunque en algunas en ocasiones puede registrar pasos extras – como pérdidas, cambios o devoluciones – sigue siempre un mismo esquema.

  1. El cliente realiza un pedido a través del sitio web del vendedor.
  2. El vendedor o minorista transmite el pedido al proveedor o mayorista correspondiente.
  3. El proveedor envía el pedido al cliente final.

Cómo funciona el proceso de dropshipping: caso práctico.

Para ilustrar de una manera más sencilla el proceso de dropshipping, vamos a ejemplificar un pedido hecho en AliExpress, uno de los marketplaces más famosos del mercado que realiza sus ventas a través de dropshipping.

  1. El cliente realiza su pedido

El consumidor observa diferentes productos en la web de AliExpress, cuando se decide por uno, realiza un pedido que es recibido por el vendedor o minorista.

  1. El minorista transmite su pedido al mayorista

AliExpress, transmite el pedido realizado por el cliente al proveedor del producto. La empresa realiza el pago y el mayorista comienza a preparar el pedido.

  1. El mayorista envía el pedido al cliente final

El mayorista envía el pedido al consumidor, que recibe en su domicilio el producto que ha comprado en AliExpress de manos del proveedor. Además, AliExpress se encarga de confirmar la entrega del producto.

Estas son algunas de los términos y pautas clave del proceso de dropshipping. Conociéndolas, llevando a cabo una estrategia detallada y contando con auténticos profesionales, el dropshipping puede convertirse en una opción exitosa para todos aquellos comerciantes y propietarios que están dispuestos a apostar por ella.

Deja una respuesta