A veces te encuentras con una mala reseña en Google, un comentario con datos negativos sobre tu negocio. ¿Sabes cómo gestionar esas malas críticas? Te contamos las claves.

 

Las opiniones en Google están tan valoradas que, cuando encuentras una mala reseña sobre tu negocio probablemente no sepas cómo gestionarla ni qué hacer. Tranquilo, recibir una mala reseña es más común de lo que parece.

¿A quién no le gusta que todo lo que se dice de su negocio sea bueno y la gente esté satisfecha con sus servicios? ¡A nadie! Pero aprender a sacar algo bueno de las malas críticas también es posible e incluso recomendable.

Aunque no lo parezca, que recibas un mal comentario sobre tu negocio puede resultar incluso positivo. Gracias a las malas críticas, conseguirás crecer y pulir esos fallitos que desconocías.

Ten en cuenta que el usuario de Google necesita de vez en cuando sacar la parte negativa de un lugar al que ha acudido; lo importante es que esos comentarios no tan buenos sean razonables, constructivos y te ayuden a mejorar tus servicios.

Si tu negocio está creciendo y empieza a ser conocido, esa gran afluencia de clientes te traerá alguna que otra mala crítica. Pero hay comentarios y comentarios. Hoy te traemos un ejemplo de las malas reseñas que los usuarios consideran aceptables y otras, que hacen que ese mismo cliente no quiera volver a acudir a ese sitio.

Para ello, debes tomar dos premisas de referencia, como son la representatividad y el contenido de las reseñas.

Representatividad , alude a la proporción de reservas positivas y negativas que tiene el local. ¿Quién no ha mirado alguna vez las reseñas de Google antes de ir a un sitio? El que diga que no, ¡miente! Si de 100 reseñas, solo hay cinco malas, eso quiere decir que tu negocio merece la pena. Si todas son buenas, se tiende a pensar que están escritas por familiares o amigos de los dueños; lo que resultará poco fiable.

Contenido. Te ayuda a valorar si esa crítica es tan mala como para no ir al lugar o es aceptable y merece la pena arriesgarse a probarlo. Pero, ¿cómo puedes valorar si una crítica es lo suficientemente mala como para no acudir a dicho establecimiento? Es sencillo. Cuando algún usuario hace referencia a temas de salubridad, o en este caso, a la falta de ella, este puede ser un dato a tomar en cuenta para no acudir allí.

Pero si la mala reseña hace referencia simplemente a la decoración del sitio, este no es un motivo suficiente para no disfrutar de los servicios que ofrece tu local. ¡Para gustos, los colores!

Cuando hablamos de restaurantes y de otro tipo de negocios como un hotel o una clínica dental, es importante que seas flexible; y veas qué le ha llevado a la otra persona a hacer una mala crítica del establecimiento.

Las malas reseñas tienen que ver en gran medida con dos factores que nunca fallan: un largo tiempo de espera y una mala atención, sea en el sector que sea. Cuidar la experiencia de cliente es primordial si no quieres recibir malas reseñas en Google.

Si eres empresario y tienes una mala reseña en Google, ¿Qué debes hacer ?, ¿es mejor eliminarla o dejarla en el tablón y aprender de ella?

Realmente, esto es algo que depende de cada persona. Pero lo que te aseguramos es que prestar atención a las malas reseñas hará que crezca tu negocio.

No debes ser conformista y quedarte solo con las cosas buenas, debes aprender de las malas e intentar mejorarlas.

Si quieres que tu negocio sea un referente en su sector; quédate siempre con las buenas opiniones e intenta destacar en algún aspecto. Pero si aparece alguna mala reseña, no decaigas y aprende a transformarla en algo positivo. ¡Esperamos haberte ayudado!

Deja una respuesta